el olivo

Prat | Diseño de un jardín con pradera de césped y toques tropicales

PROYECTO A unos 30 km de Valencia se encuentra la vivienda en que llevamos a cabo este diseño de un jardín con pradera de césped y toques tropicales. Un exterior sencillo y elegante en el que se buscó la eficiencia y facilidad de mantenimiento. Proyecto: Prat Lugar: Valencia Fecha realización: Julio 2021 Resultado final Apostando por un jardín con pradera de césped El proyecto empieza con una vivienda de nueva construcción con unos exteriores que no tienen a penas cuidados. Los matorrales y malas hierbas se han apoderado del jardín, dando como resultado un aspecto descuidado y de abandono. La actuación se centra principalmente en el terreno, retirando la primera capa de tierra y malas hierbas y sustituyéndola por una pradera de césped en tepes. La variedad escogida es Bermuda Grass Celebration, un tipo de hierba de gran resistencia en climas mediterráneos costeros. Este cambio aporta un estilo más limpio y lineal. Además, apostar por un jardín con pradera de césped permite disfrutar de un terreno con zonas verdes, un alto componente estético y comodidad en la pisada. Conservación de especies mediterráneas En la entrada de la vivienda encontramos dos olivos (Olea europaea) que ya estaban en la parcela, un árbol típicamente mediterráneo. Esta especie es muy utilizada en toda la península ibérica, pero especialmente en los jardines mediterráneos por adecuarse muy bien al clima de esta zona. Toques tropicales En la esquina de una de las zonas de la pradera se alza un gran Drago Canario. Quizás, sus más de 3 metros de altura divididos en 3 grandes ramas, son los que le convierten en la pieza protagonista de este jardín. A su lado, se alza un Drago más pequeño, regalo de un familiar y por tanto con cierto valor sentimental. Esta especie, unida a celosía de bambú lateral, son las encargadas de dotar a este jardín con pradera de césped de unos toques tropicales que aportan personalidad a la composición. Buscando la eficiencia Debido a que la acometida de la vivienda no ofrece un caudal y presión suficiente para poder regar eficientemente, hay instalado un depósito de almacenamiento de agua destinado al riego. Además, hay instalada una bomba de presión, que permite que los difusores puedan levantarse perfectamente. El riego se divide en tres sectores. Durante un ciclo completo de éstos el depósito ha de llenarse tres veces. Cada vez que el depósito se llena, hay una boya de llenado y parada, que hace que se interrumpa el flujo hasta que baje el nivel de nuevo. Este tipo de instalaciones se hacen imprescindibles en zonas como la mediterránea, donde hay una escasez hídrica que provoca que los caudales y presiones varíen a lo largo del año. A la hora de planificar un riego, es importante contar con un caudal y presión que vayamos a tener constante durante todo el año. En caso de no poder garantizarlo se ha de hacer, como se ve en este caso, un aprovisionamiento mínimo de agua. Así se permite el correcto funcionamiento del sistema independientemente de la presión y caudal suministrado por la compañía del agua. Existen depósitos desde unos 200L (como este), hasta los 5.000L. Todo depende del tamaño de la superficie de césped a regar. Para conservar en buen estado este tipo de jardín con pradera de césped hay que optar por un sistema de riego eficiente y que cubra por completo la zona de hierba. En este caso, instalamos difusores por toda la pradera. Este tipo de riego, al contrario que el aspersor, permite radios de regado más pequeños y eficientes. Además, se complementó con un programador de riego con wifi ofreciendo un mayor control de los periodos de riego, incluso a distancia. El resultado de este proyecto es un precioso jardín con pradera de césped y toques tropicales que dotan a esta vivienda de unos exteriores sencillos y muy estéticos. Un lugar en el que poder disfrutar del aire libre con total comodidad. Un espacio para compartir La zona más próxima a la cocina no se modificó apenas (sólo el suelo) pero, mientras antes se dedicaba a dar cabida a un pequeño sofá, actualmente se destina a un espacio de comedor exterior, un lugar más “a mano” para trasladar la comida desde la estancia adyacente. El resultado de este proyecto de paisajismo de un patio interior, es un espacio totalmente diferente. Visualmente no sólo ha ganado luz y amplitud, ha logrado una estética moderna, diferente y única que esperamos que te sirva de inspiración ¿Necesitas más ideas? Echa un vistazo al resto de nuestros artículos o a nuestras redes.

Scroll al inicio